• PPD México

Día Internacional de las Mujeres Rurales: ¡Bordando la biodiversidad, coloreando oportunidades!


Por: Martha Beatriz Hernández Millán y Marina Hirales Cota




La palabra MUJER, es un universo de significados. Empezaría la lista con valentía, esfuerzo, perseverancia, dedicación, pasión, compromiso, empoderamiento, trabajo y desigualdad; así es, desigualdad en las pocas o nulas oportunidades que se presentan para desarrollarnos como persona.


El 15 de octubre se conmemora el Día Internacional de las Mujeres Rurales, que reconoce: “La función y contribución decisiva de la mujer rural, incluida la mujer indígena, en la promoción del desarrollo agrícola y rural, la mejora de la seguridad alimentaria y la erradicación de la pobreza rural”. Este año el lema para recordar este día tan importante es: “Las mujeres rurales se enfrentan al incremento mundial del coste de la vida diaria”.


Al sur del estado de Quintana Roo, enclavada en el exuberante Santuario del Manatí, se encuentra la localidad de Raudales con 246 habitantes, de los cuales 126 son mujeres rurales, que en su mayoría se dedican a las labores del hogar y cuidado de los hijos, dependiendo económicamente en su totalidad de sus esposos. En Raudales, un grupo de seis mujeres organizadas se interesaron en participar en la convocatoria “Conociendo las habilidades e ideas sobre la elaboración de recuerdos de viaje o souvenirs” dirigida y coordinada por la Cooperativa Turística Yaalcab-Há con el apoyo del Programa de Pequeñas Donaciones del FMAM (PPD-México) y del Instituto de Biodiversidad y Áreas Naturales Protegidas de Quintana Roo (IBANQROO). Ellas se han fortalecido mediante capacitación en temas como definición de artesanías, conocer al cliente, fijar precios, difusión, etc.; por medio de la adquisición de materiales y su posicionamiento en el mercado. Actualmente el grupo se dedica a la elaboración de recuerdos de viaje alusivos a la fauna silvestre de la Reserva Estatal Santuario del Manatí, el proyecto nace de la inspiración de las fotografías obtenidas de los monitoreos de fauna silvestre por foto-trampeo realizado por los Guardianes Comunitarios de Raudales, Yaalcab-Há y ejidatarios de Laguna Guerrero, La Península, Calderas Barlovento y Tollocan, y porque en diferentes ocasiones los visitantes que acuden a la localidad, se quieren llevar un pedacito de la maravilla del lugar. Así que el mejor recuerdo es uno elaborado por manos de mujeres rurales.



Este proyecto es una herramienta de empoderamiento para las mujeres, debido a que generan ingresos económicos para sus familias, ayudan en la resiliencia ante la pandemia COVID-19, promueven la conservación la fauna silvestre y participan en la exposición y venta de sus creaciones en eventos como la XXVI Reunión del Grupo de Especialistas de Cocodrilos de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza; El Sabor de la Frontera México-Belice Chetumal Fest; Tianguis de ECOSUR en el encuentro del 7° Seminario Binacional México-Belice; y el 48º Aniversario del estado de Quintana Roo en la Feria Manos Emprendedoras, por mencionar algunos.


Es admirable ver el entusiasmo, dedicación, tiempo y calidad que tiene el grupo de mujeres al momento de utilizar el fieltro e hilos de colores y transformarlos en hermosos y originales piezas de la fauna representativa de la región como el tapir, hocofaisán, puma, chara yucateca, venado, sereque, delfín, manatí y hasta jaguar, pero es más satisfactorio platicar con ellas de la evolución de su trabajo. Las piezas de los manatíes Daniel y Pompeyo, son los favoritos de los clientes.


Carmen Guarda, nos compartió que le gusta su trabajo, porque la ha beneficiado mucho “Me gusta mucho lo que hago, pero ya no me doy abasto yo sola, por eso empleé a dos mujeres de Laguna Guerrero, ellas me ayudan en la costura, nos ayudamos mutuamente”. Es sorprendente el pensamiento de empoderamiento, Carmen se está preparando para el futuro “Yo estoy ahorrando dinero de las ventas para cuando termine el proyecto, yo tengo recursos para seguir comprando materiales y seguir haciendo más recuerdos y venderlos”. Así mismo, Tila Martínez nos comparte que se siente orgullosa de de poder explotar su creatividad y sobre todo de generar recursos económicos que contribuyen a la educación de sus hijos “Con lo de las ventas de los recuerdos de viaje, en este ciclo escolar pude comprar los útiles para mis hijos, fue de mucha ayuda este dinero”.


¿Qué esperas para conocer la fauna del sur de Quintana Roo? Cuando visites Raudales recuerda adquirir un recuerdo de viaje alusivo a la fauna del Santuario del Manatí, tu compra ayudará a la economía familiar del grupo de mujeres, a la recuperación ante la pandemia COVID-19 y a la conservación de la fauna silvestre.












104 visualizaciones