• PPD México

Los milperos tradicionales de Los Altos de Chiapas

por Ignacio Mazariegos Gómez · Centro de Experimentación para el Desarrollo Comunitario Tzeltal · CEDECOT A. C.


El maíz, es uno de los alimentos más sagrados y de suma importancia para las familias de uno de los municipios más escondidos del estado de Chiapas, San Juan Cancuc. Para ellos, la milpa es una deidad, porque da vida y es la fuente principal de alimentación; la tortilla y el pozol es parte de su cotidianidad.


Los milperos tradicionales, como son conocidos los productores de maíz para el autoconsumo, se organizan entre familias, hombres, mujeres e hijos participan en todas las etapas del proceso de producción, pero con roles diferenciados. Los hombres y los hijos varones se encargan de trabajar la tierra, producir y cosechar, mientras que las mujeres se dedican en el hogar cuidando a los niños más pequeños y a la preparación de los alimentos. En muchas ocasiones, acompañan todavía a los hombres en los trabajos de las parcelas, por lo que se podría decir que las mujeres trabajan el doble. Ellas son las primeras en levantarse a elaborar todo tipo de alimentos derivados del maíz.


También hay casos de mujeres viudas que trabajan hasta triple jornada. Las mujeres y su fortaleza son la guía de las hijas e hijos más pequeños que empiezan a madurar trabajando en las labores agrícolas.


Foto: Ignacio Mazariegos Gómez


Una de las malas enseñanzas que tuvieron los milperos es el uso agroquímicos. El veneno que mata al medio ambiente, el agua, el suelo, el aire, hasta la propia vida del agricultor. Por la misma razón, los pesticidas hacen que la milpa sea un monocultivo que impide el crecimiento de diversidad en las parcelas.


En la actualidad, grupos de pobladores de San Juan Cancuc, empiezan a diversificar sus milpas con diferentes cultivos. Gracias a las enseñanzas y talleres que realiza el Centro de Experimentación para el Desarrollo Comunitario Tzeltal (CEDECOT A. C.) con apoyo del Programa de Pequeñas Donaciones del Fondo para el Medio Ambiente Mundial (PPD), los productores han logrado obtener buenos resultados. Desde hace dos años trabajan la agricultura orgánica, aplicando insecticidas naturales y biofertilizantes en las milpas, como la aplicación de abonos y lixiviados obtenidos de lombrices tipo roja californiana. En las milpas encontramos variedades de maíz, calabaza, frijol, café en proceso de crecimiento, verduras como; chaya, mostaza, hierba mora, hierba santa, cebollín, tomatitos, repollo etc.


Foto: PPD México


Don Manuel Martínez y su familia, nos cuenta que para tener una buena cosecha hay que adorar a las diosas y dioses; para ello es necesario hacer rituales agrícolas donde se les rinden ofrendas para tener abundante cosecha, para que la tierra sea fértil y la lluvia se presente en el proceso de crecimiento de los cultivos. Don Manuel comenta que también ofrendan música y bailes tradicionales, tamales de frijol y masa, memelas y atole. También dice, que al momento de ir a sembrar, las señoras preparan el caldo de gallina de rancho para que, al llegar de la siembra, la familia se junte a comer y agradezcan a las deidades.


La producción de maíz en Los Altos de Chiapas, se siembra en el ciclo de primavera-verano, para aprovechar la temporada de la lluvia que inicia de mayo o junio; a esto se le llama producción temporal, por este motivo los rituales agrícolas los hacen antes de mayo para que en cuanto llegue la temporada de lluvia, la milpa obtenga los beneficios necesarios.


También existe una segunda siembra que ellos conocen como torna milpa, para obtener dos cosechas en el año; sembrando el maíz a mediados de octubre, teniendo una cosecha en marzo antes de iniciar el siguiente ciclo de siembra. En esta siembra es necesaria la aplicación consecutiva de los biopreparados ya que es la temporada donde a la milpa le pega fuerte los hongos y las plagas.


Una de las virtudes más importantes de la gente campesina tzeltal, es compartir lo que logran obtener en las cosechas. La familia de Don Manuel Martínez comparte la cosecha de calabazas obtenida a través del trabajo agroecológico libre de pesticidas.


Vista aérea de San Juan Cancuc, Chiapas

Foto: PPD México

76 vistas