• PPD México

Haciendo moloch, apoyando a Sembrando Vida en Yucatán

por James Callaghan · UMA/CECA Reserva Biocultural Kaxil Kiuic


Cuando se inició el proyecto llamado “Mejorar la efectividad de restauración en paisajes bioculturales del Puuc”, que se llevó a cabo en la región sur del estado de Yucatán, estaba llegando a la región el programa federal Sembrando Vida (SV). Nuestro proyecto se enfoca a dar acompañamiento técnico a productores y aliados en varias comunidades, a quienes en contexto de proyectos previos de MREDD+, habíamos donado plantas de nuestro vivero forestal “Kuumcheil”.


El propósito del proyecto era trabajar con productores, dando seguimiento a sus parcelas agroforestales para mejorar las tasas de sobrevivencia de plantas y cultivos, mediante el mejoramiento del suelo y manejo del agua. Para lograr lo propuesto, Kaxil Kiuic A.C. introdujo varias “bio-fábricas” (producción de bioles o fermentos líquidos con micro- organismos benéficos de la selva) en 6 comunidades y donde, para su manejo y mantenimiento, se impartieron talleres de capacitación durante 2020.



Al inicio encontramos mucha aceptación a nuestra propuesta entre los productores, sobre todo porque brindaba la oportunidad de reponer plantas que, en años anteriores, no habían sobrevivido por las sequías recurrentes o por falta de conocimiento sobre manejo de suelos. Además, se genera el beneficio de probar una nueva técnica de manejo de suelo/planta, lo que atrajo el interés de las y los campesinos, a pesar de la costumbre y dependencia previa hacia los agroquímicos para lograr sus cosechas. Con el fin de sumar capacidades y conocimiento para lograr beneficios ambientales para las y los campesinos y generar sinergias entre el proyecto de Kaxil Kiuic y SV, decidimos colaborar. Se inició con el contacto con el coordinador municipal de Sembrando Vida y la invitación a visitar la bio-fábrica del vivero “Kuumcheil”.


La visita detonó la colaboración donde, en el marco de la Junta Biocultural Intermunicipal del Puuc (JIBIOPUUC), se acordó que Kaxil Kiuic se sume proveyendo capacitación a técnicos y done plántulas de especies nativas a viveros establecidos en los Centros de Aprendizaje Comunitario (CAC). SV ofreció colaborar con Kaxil Kiuic con más parcelas agroforestales, promoviendo la implementación de técnicas de manejo de suelos y agua, en beneficio de los productores. De esta forma, inició un proceso de capacitación llamado Agricultura Orgánica de Última Generación, con una serie de talleres impartidos por Pedro Isabeles Flores. Se logró un importante efecto multiplicador y en 6 meses cerca del 100% de los técnicos de los 400 CAC de Yucatán, habían recibido la capacitación, adaptada a la Península de Yucatán.


Al finalizar uno de los cursos, Gabriel Abelardo Tamayo Rivera, Técnico Productivo del Programa Sembrando Vida compartió “El curso de capacitación de Agricultura Orgánica de Última Generación realizado en Kaxil Kiuic lo recomiendo a todas aquellas personas que estén convencidas de que hay otra forma distinta a la convencional de producir la tierra sin dañarla”.


En palabras de Ignacio Mejía Martínez, Técnico Productivo del Programa Sembrando Vida:


“El taller “Agricultura orgánica de última generación” nos ha sido de mucho apoyo como técnicos, para poder establecer las biofábricas en las Comunidades de Aprendizaje Campesino (CAC) de la zona de Muna, Akil y Sacalum, Yucatán”


“Se desconocía, por las nuevas generaciones, sobre el uso que se le puede dar a materiales que se tiene en nuestro entorno, como la melaza, huachin, zacate, microorganismos en el monte, y juntando estos elementos se puede tener una concentración benéfica para el buen desarrollo de la planta y para el suelo” comenta José Antonio Jiménez Zaldívar, Técnico Social del Programa Sembrando Vida.


Esta experiencia nos permitió encontrar, aún en tiempos de pandemia y de importantes impactos de eventos ciclónicos, un camino conjunto y colaborativo entre gobierno y sociedad civil y el Programa de Pequeñas Donaciones. El mayor aprendizaje de todas las partes, fue reconocer el beneficio de fortalecer el tejido comunitario, a través de acciones que mejoren y aseguren en el largo plazo los medios de vida rurales, aumentando la calidad de vida y la resiliencia de los productores ante el cambio climático que, hoy en día, ya es un reto a nivel local. Permite así promover el desarrollo sustentable desde la escala más fina: las parcelas individuales de productores.


Con todo ello, logramos hacer “moloch”, expresión proveniente del maya muy utilizada en la Península de Yucatán que significa “juntarse” (fuente: C. Orozco léxico Maya Español, UQroo 2017). Unimos fuerzas, logrando una mayor resiliencia de las parcelas agroforestal para restaurar la zona Puuc.


CONTACTO


James Callaghan

kaxilkiuic@gmail.com

151 vistas

Entradas Recientes

Ver todo

Boletín #6