• PPD México

Mujeres mayas, seis voces, un sentir​. Día Internacional de la Mujer


por Wilbert Antonio Caamal Cauich

Caos es la palabra que seis labios de mujeres mayas pronunciaron desde diferentes geografías, de Hopelchén, Campeche a la pregunta ¿Qué pasaría si en tu pueblo un día todas las mujeres no existieran? Es una palabra fuerte pero que desgraciadamente se vive en México desde hace muchos años. Según reportes oficiales del SESNSP solo la violencia de género en todas sus modalidades aumentó en delitos de 147 a 295, en marzo de 2020, respecto al mismo mes de 2019.

Con la intención de visibilizar las luchas de las mujeres mayas en las comunidades de Hopelchén, Campeche y el papel importante que desempeñan en todos los ámbitos de la sociedad, se entrevistaron a seis mujeres de las comunidades, con diferentes ocupaciones laborales, con diferentes formas de pensar, de actuar, de percibir la vida, pero con un misma exigencia de ser tomadas en cuenta en la participación y decisiones en sus comunidades. Son seis voces fuertes que se unen para pedir equidad de género por las más de 65.000 millones de mujeres en el país.



La primera voz maya escuchada es la de María Juanita Queb Tec, ella vive al noroeste del municipio de Hopelchén en la comunidad de Cancabchén. Un dato curioso es que la población, de un total de 514 habitantes, 251 son mujeres, es decir el 48%. Juanita, como todos del pueblo la conocen, trabaja en el molino, amasando, moliendo el maíz nixtamalizado y maquilando tortillas.

“Es la palabra más resonante como mujeres, acá no nos dejamos pisotear por los hombres, tomamos nuestras propias decisiones” nos responde Juanita al escuchar la palabra mujer. “Nosotras como mujeres somos más decididas en hacer las cosas, no somos el sexo débil, tenemos la capacidad igual que los hombres y podemos hacer el trabajo que ellos hacen” nos comenta con firme de convicción mientras se dirige al molino.



Otra voz que nos acompaña es originaria de la comunidad de Ich-Ek, su nombre es María Andrea Pech Moo y tiene 46 años de edad. Su centro de trabajo se encuentra en la cabecera del municipio, en las oficinas de Muuch Kambal A.C. Ella forma parte de las mujeres que lideran desde hace 20 años una asociación civil enfocada a la defensa del territorio maya, a los derechos de los pueblos indígenas mayas y a la libre determinación. Coordina el área de salud tradicional de la organización, se está formando y capacitando en conjunto con mujeres de las comunidades en rescatar las plantas medicinales. A Andrea Pech, le gustaría abordar con sus grupos de trabajo de las comunidades, temas de conciencia, de análisis, de reflexión sobre lo valiosas que son las mujeres, despertar el poder y las habilidades que poseen en las comunidades, poder acceder a puestos públicos y mejorar su condición, para que ese tema de género llegue a las comunidades e inicien un cambio de vida.

“Soy muy feliz siendo madre de familia, es una parte que me llena como mujer, pero sí creo importante hacer cosas para nosotras mismas, el trabajar para sentirnos libres, es algo que no está considerado en el rol de las mujeres, aunque nos digan que tenemos todos los mismo derechos que los hombres, en realidad no son respetados” nos platica Andrea emocionada en participar en entrevista del día de la mujer.



La siguiente parada nos traslada en la comunidad conocida como la de los 9 pozos, Bolonchén de Rejón. En la localidad conviven Mariana Alejandra Ramírez Pech y Jazmín Guadalupe Canche Estrella, ambas de 16 años y de ocupación estudiantes. Son mujeres jóvenes que participan en actividades recreativas en sus comunidades como es el caso del teatro, talleres y encuentro entre jóvenes. Son mujeres que a su corta edad miran la desigualdad de género que existe en su comunidad, la nula participación de las mujeres en las tomas de decisiones en las comunidades. Las dos tienen el deseo de ser reconocidas como mujeres, que tengan la libertad de expresarse sin sentir ningún temor, y que las mujeres de su comunidad se sientan seguras de sí mismas. Ambas tienen el deseo de continuar sus estudios superiores, Mariana quiere ser psicóloga, Jazmín, enfermera y trabajar en el centro de salud para ayudar a su comunidad.

Terminamos el recorrido un poco a prisas, por que la tarde caía y la luz del sol se ocultaba para las tomas, nos detuvimos en la dirección sur del municipio visitando las comunidades de Yaxché y Xculoc; dos comunidades colindantes con el vecino estado yucateco. Primero visitamos a doña Marisela en la comunidad de Yaxché, con amplio conocimiento en plantas medicinales. Ella percibe que ser mujer es como un privilegio, las mujeres son un ejército grande y le gustaría que las mujeres se superen en sus estudios.



Bajada la noche, llegamos a la localidad de Xculoc, ahí visitamos a doña Elda María Moo Canul, una líder nata en su comunidad, que organiza a las personas para compartirle información, es promotora de la unidad médica de su pueblo. Ella trabaja su huerto de traspatio orgánico, siembra hortalizas y ayuda a su esposo con actividades de la milpa. Ella mira importante las reuniones en la comunidad entre mujeres para la toma de decisiones, las mujeres pueden salir adelante porque se consideran igual que el sexo opuesto.

Tsikbal yo'olal le ba'ala' Tuméen ya'ab ko'olelo'obo' Ma' ti' leti'ob ts'aik Cha' jóok'ol meyaj tumen u yíichamo'ob, Kin tukultik u xiibo'obo' yéetel le ko'olelo'obo' k'a'abéet juntúul chéen utia'al ma'alob kuxtal, K'a'abet k ka'ansik k paalal wáantik u yatan”, nos menciona Elda en lengua maya.

“Platico esto porque muchas mujeres no les dan permiso por sus esposos a salir a trabajar, pienso que los hombres y mujeres deben ser iguales para vivir bien, debemos enseñar a nuestros hijos a ayudar a sus esposas”

De todas las voces de las mujeres mayas entrevistadas, retomamos un mensaje sincero dirigido a las y los que conmemoran el 8 de marzo, proveniente del corazón de la joven Mariana Ramírez: “Todas, todas, todas somos hermosas a nuestra manera, nunca nos debemos de reprimir, nunca debemos dejar que nos manipulen, no debemos dejar que nos manden, nosotras las mujeres somos independientes, podemos lograr lo que sea siempre y cuando tengamos fe en nosotras mismas y seamos valientes”



El originalmente denominado Día Internacional de la Mujer Trabajadora, conmemora la lucha de la por su participación dentro de la sociedad, en pie de y en su desarrollo íntegro como persona. Se conmemora el 8 de marzo y es fiesta nacional en algunos países.​ ​Fue institucionalizado por las en 1975 con el nombre de Día Internacional de la Mujer.


19 vistas

Entradas Recientes

Ver todo