top of page
  • Foto del escritorPPD México

Reconocimiento de la Milpa Maya como Patrimonio Agrícola Mundial (SIPAM)


El 3 de mayo 2018, Miguel Ku Balam, milpero maya, toma el micrófono, desde Peto, Yucatán, corazón de la región milpera. Durante su intervención, comparte la importancia de un proceso en construcción: el proceso de reconocimiento de la Milpa Maya Peninsular como Sistema Importante del Patrimonio Agrícola Mundial (SIPAM). Esa fue una etapa importante del proceso, durante el cual las y los campesinos asistentes definieron como querían ser consultados para el proceso. En su participación, Miguel hizo énfasis sobre el proceso de reconocimiento, y sus posibles consecuencias: “¡eso nos va a permitir cambiar las políticas sobre la milpa, y cambiar el discurso sobre la milpa!” puntualizó.

Fotos: Claudia Novelo - PPD México


Pero el viaje de la Milpa hacía el reconocimiento inició mucho antes. Desde el 2016, se inició un dialogo campesino. Durante las ferias de las semillas de este año, una mesita adicional a las que ofrecen semillas nativas para trueque se instaló. En ella, se presentó el concepto de SIPAM, y se recibió la opinión de campesinas y campesinos. A la par, equipos científicos de la Universidad de Chapingo y después a través de la Dra. Silvia Terán, recabaron información actualizada sobre el estado de la Milpa. El diagnóstico fue alentador, pero al mismo tiempo preocupante. Alentador, por lo vivo de la Milpa, la cual, a través de las ferias de las semillas, pero sobre todo la siembra anual de este sistema biodiverso, se mantiene viva y permite tanto la seguridad alimentaria de miles de familias como el mantenimiento de la agrobiodiversidad. Sin embargo, las y los entrevistados mencionaron varias amenazas hacia la Milpa: el cambio climático, la promoción de agroquímicos y semillas no campesinas a través de la “revolución verde”, la migración y el desinterés de nuevas generaciones. Asimismo, se observó que los cambios en el clima afectan mucho el cultivo que depende de lluvias de temporal.

Obra: Beatriz Jofre


La suma de este proceso social y científico permitió construir poco a poco la propuesta. Consta de dos partes principales: una es la descripción del sistema milenario milpa, junto con las amenazas que lo afectan. El otro, un “plan de acción dinámico” que propone soluciones locales para poder enfrentar esos desafíos. Este último fue construido a través de talleres participativos durante varios años, y enlista 10 grupos de acciones que van desde la gobernanza, pasando por la cultura, y el tema de la promoción de técnicas agroecológicas. La idea del plan es revertir las afectaciones que amenazan la permanencia de la Milpa Maya, desde las comunidades locales.


Hoy, 24 de mayo del 2023, después de decenas de talleres, viajes de campo, ferias, encuentros, diálogos e intercambios, se entrega en la sede de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) el reconocimiento. Para ello, dos campesinos milperos viajan a Roma para recibirlo en propias manos. Junto con Miguel Ku, viaja Jesús Poot Yah, representante de la transmisión de la milpa y sus semillas hacia nuevas generaciones, y quien forma parte de los guardianes de las semillas. Debido a la erupción del volcán Popocatépetl y la cancelación vuelos está semana, no pudieron viajar para el evento previsto el lunes 21 de mayo. Sin embargo, como muestra de resiliencia, lograron llegar y recibir de parte de FAO el reconocimiento. "Sentí mucha alegría el poder recibir un reconocimiento al Ich kool que miles de campesino mayas hacen en la Península de Yucatán y responsabilidad porque sigamos cuidando y conservando este importante sistema alimentario y el conocimiento que se nos ha sido heredado por nuestro abuelos. Me siento muy agradecido porque me hayan dado esta oportunidad de poder recibir este reconocimiento que es de todos los milperos mayas de la Península de Yucatán" nos comentó Jesús después del evento.

Foto: TNC


Desde el equipo PPD-PNUD, queremos extender una felicitación a todas las personas que participaron en el proceso. Desde la fase de arranque, hasta el 24 de mayo, centenares de campesinas y campesinos invirtieron tiempo, conocimiento y pasión para sostener el proceso. Por ejemplo, la consulta comunitaria diseñada por las propias organizaciones campesinas resultó un momento clave de participación. Organizaciones como la Universidad de Chapingo, EDAC, el El Gran Museo del Mundo Maya han aportado elementos científicos e impulsado eventos participativos para culminar el proceso. La voluntad política ha sido clave, en especial por parte de los tres gobiernos estatales los cuales a través de la Comisión Regional de Cambio Climático de la Península de Yucatán (CCPY) han sostenido en el tiempo la conversación y el diseño. Reconocer también el trabajo arduo de la Secretaria de Desarrollo Sustentable del Estado de Yucatán como líder de la iniciativa dentro de la CCPY. A nivel nacional, la participación activa de la Secretaria de Relaciones Exteriores. Desde la parte de donaciones, celebrar la alianza entre The Nature Conseervancy México y el PPD-PNUD para acompañar este propósito.

212 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page