• PPD México

Milpa y gastronomía maya. Historias de turismo comunitario.

por Abraham Puebla Castro · Alianza Peninsular para el Turismo Comunitario (APTC)


En homenaje a la Señora Sabina Tuz Cupul, quien trabajó durante más de 14 años en las cabañas Ek Balam.


La milpa es un sistema agrícola de policultivos, dado que en un espacio determinado se siembran diversidad de plantas, que en su conjunto se fortalecen entre sí, así como a la tierra en donde se trabaja. También es un sistema de saberes y tradiciones que se practica por comunidades en zonas rurales y que es apoyo para su soberanía alimentaria.


Estos cultivos son sumamente importantes pues como afirma la CONABIO “Hacer milpa” significa realizar todo el proceso productivo, desde la selección del terreno hasta la cosecha. En este sentido, las milpas son un patrimonio biocultural de enorme valor, dado que al conservar las milpas se conserva la diversidad que existe en ella (agrobiodiversidad); al mismo tiempo, se conserva el conocimiento de muchas generaciones de agricultores de distintos pueblos. Si se pierde el conocimiento, perdemos sabores, colores, texturas, genes y especies.



En la Península de Yucatán la milpa forma parte esencial de la cultura maya y a pesar de los cambios en el clima, campesinas y campesinos de las comunidades se esfuerzan por seguir produciendo alimentos para llevar a la mesa. En esta región, el cultivo se caracteriza por la práctica de agricultura itinerante, la cual consiste en la quema de acahuales o del plantío anterior para despejar la parcela en la que se planea sembrar, pero también para aprovechar los minerales que resultan de las cenizas.


Entre los principales productos de la milpa en la zona maya se encuentra el maíz, el frijol y la calabaza, sin embargo, no se limitan a estos, pues puede haber presencia de otras plantas comestibles como la chaya, frutas como el pepino y plantas medicinales como el chi'chi' bej (práctica conocida en maya como pach pakal). En algunas parcelas también se suele trabajar de manera complementaria la apicultura, pues las abejas como otros polinizadores son claves para conseguir frutos de calidad.


La milpa en el turismo comunitario


En la comunidad de Ek Balam en Yucatán, la cooperativa U najil Ek Balam, que forma parte de la Alianza Peninsular para el Turismo Comunitario (APTC), y actualmente es acompañado por PNUD y PPD, desarrolló un tour de milpa que consiste en visitar las parcelas, ya sea en bicicleta o caminando por los senderos del pueblo donde incluso aún se pueden visibilizar montículos de piedra cubiertos naturalmente por la vegetación. Al recorrer los cultivos también se aprende sobre plantas silvestres, aves y gastronomía asociada a la milpa.



Al ubicarse a tan solo 2 kilómetros del sitio arqueológico de Ek Balam, ciudad maya que tuvo su máximo desarrollo durante el clásico tardío (600-850/900 d. C.), la cooperativa vio en el turismo la oportunidad de emprender un complejo de cabañas tradicionales que cuenta con restaurante, área de camping, meliponario, museo y áreas verdes.


Suemi Tuz Canché, integrante de la cooperativa y cocinera del restaurante desde hace 12 años comparte:


“Algunos insumos los conseguimos en Valladolid pero intentamos que la mayoría de los ingredientes provengan de la comunidad. De las milpas conseguimos las calabazas, el maíz y la chaya. Notamos que la frescura y el sabor sí es diferente, además que contribuimos a la economía de Ek Balam”.


Suemi Tuz Canché, cocinera del restaurante de Ek-Balam.


Algunos platillos que incluye el menú son: calabaza frita con tortillas hechas a mano, sikilpak, huevo y tamalitos con chaya, cochinita pibil, poc-chuc, frijol con puerco, panuchos, salbutes, sopa de lima, brazo de reina, aguas frescas de cítricos, entre otros.


Otras cooperativas que ofrecen tour de milpa y gastronomía regional


En Yucatán; en la Reserva Estatal Biocultural del Puuc con la cooperativa Aktun Chen Ku en el ejido San Agustín; Zaaz Koolen Haa en Yokdzonot; Pujulá Aldea Maya Viva en Kaua; Yaax Tekit y Cenote Xooch en Cenotillo.


En Campeche: en Miguel Colorado puedes hospedarte en Posada Los Reyecitos y preparar tu propio cacao; o en Calakmul degustar la exquisita gastronomía preparada con leña de la selva en el Campamento Yaaxché.


En Quintana Roo: puedes visitar la milpa de la comunidad de Señor y probar los platillos tradicionales con la cooperativa Xyaat, aprender a preparar tu propio pib o tamal y cocinarlo en tierra en el Centro Ecoturístico Kiich Paam K’aax. Sumergirte en los canales de la Reserva de la Biosfera de Sian Ka’an y después comer en el restaurante que opera Community Tours o bien disfrutar un delicioso desayuno frente a las lagunas de Sijil Noh Ha y Balam Nah en el ejido de Felipe Carrillo Puerto.


La milpa es una actividad gratificante, sin embargo, también enfrenta retos y amenazas. Por un lado, el calentamiento global y el uso de pesticidas y fertilizantes artificiales; por el otro, la migración de jóvenes y su desinterés por trabajar en el campo. En comunidades como Ek Balam y cooperativas de la APTC la resistencia sigue prevaleciendo por conservar la diversidad de alimentos, conocimientos y tradiciones que giran alrededor de estos.


CONTACTO

¿Te interesa un tour de milpa en Ek Balam?

E najil Ek Balam · Hospedaje rural


Conoce toda la oferta de la APTC en:

www.viajaturismocomunitario.com


Descarga en pdf

Leer en issuu


12 vistas

Entradas Recientes

Ver todo

Boletín #6