• PPD México

Una bacteria y un hongo impulsan la transición agroecológica. Día Mundial del Suelo

por Sébastien Proust


En una lluviosa tarde de verano, de las que desprenden ese olor tan peculiar a suelo mojado, encontramos una bacteria y un hongo dialogando.

-¿Te has enterado de la gran novedad querida bacteria? -pregunta el hongo emocionado a su compañera bacteria.


-¿Lo del cambio climático que hace que llueva cada vez de forma más errática y que nos pone a trabajar doblemente para nutrir a nuestros árboles? -responde la bacteria.


-No, no, esto ya se sabe desde hace años -contestó su compañero-. Me refiero a la noticia de que ahora hay campesinos y campesinas que miran hacia nosotros, que comprendieron que somos esenciales para la fertilidad de los suelos en todo el planeta.


-¿A poco?


-Sí, imagínate, aún no saben bien quiénes somos, por lo que nos llaman microorganismos de monte, pero ya me enteré por ahí con los amigos de la milpa que empezaron a cultivarnos y a esparcirnos en los campos. Te cuento. Primero ponen una trampa con arroz cocido en el suelo de la selva y la dejan ahí 5 días. Luego nos identifican y si somos muy diversos pues nos llevan para cultivarnos.


-¿Cultivarnos? ¡Pero si aquí en la selva ya somos muchos!

Ingredientes para preparación de microorganismos líquidos de monte. Ilustración del catálogo para elaborar agroinsumos orgánicos y mejorar el manejo de suelos y agua en el Puuc.


-Sí, nos cultivan. Imagínate, nos dan azúcar con melaza, y levadura y a veces hasta yogurt y leche. Con todo eso, nos empezamos a reproducir. ¡En unos días somos millones!


-¡Qué padre, ya se dieron cuenta que la fertilidad viene de la selva y de los bosques, y por esto es tan importante cuidarla!


-Nada de eso -contesta el hongo-. En la agricultura mesoamericana se sabe desde hace miles de años. Lo que pasa es que antes se usaba la agricultura itinerante para aprovechar nuestro trabajo de fertilización. Ahora se propone reproducirnos y llevarnos directo a las milpas para que se puedan cultivar año tras año.


Preparación de microorganismos sólidos y líquidos, pastos fermentados y kelatos por campesinas y campesinos de la región del Puuc en Yucatán. Fotos por Ricardo Pasos, Sébastien Proust y James Callaghan.


-¡Qué chévere!


-Sí, pues es urgente para la agricultura. Por ejemplo, hoy 5 de diciembre se celebra el Día Mundial del Suelo. Es un día para centrar la atención en la importancia de un suelo sano y abogar por la gestión sostenible de los recursos del suelo. Acá, en la Península de Yucatán, se pierde mucho suelo debido a un proceso llamado “Pérdida de suelo por transporte vertical”, que se genera por la deforestación y también hay salinización por manejos inadecuados por ejemplo del riego.


-Órale, pues con esta situación ¡qué buena noticia que nos estén aplicando para restaurar la vida de los suelos! -responde emocionada la bacteria-. Aquí estábamos, esperando a que nos usaran pues al final esa es nuestra función, ayudar a las plantas en su crecimiento y consentirlas. Ustedes los hongos aumentan la disponibilidad de fósforo. Las bacterias sacamos el nitrógeno del aire y lo pasamos a las plantas. ¡Hasta tenemos bacterias que ayudan a defender a las plantas ante algunos patógenos!


Aplicación de lluvia sólida con microorganismos y producción de jitomate. Fotos por Ricardo Pasos.


-Pues sí, imagínate ¡ahí estábamos, esperando desde hace años! Ya hay muchas campesinas y campesinos que nos usan. En Hopelchén, una zona donde el uso de agroquímicos ha degradado mucho el suelo, ya hay decenas de productores que lo usan y ha regresado la fertilidad.


-¿Y tienes ejemplos de otros lugares donde se aplican?


-En José María Morelos (Quintana Roo) una organización llamada REPSERAM construyó toda una biofábrica para reproducirnos. En Chacsinkín las y los Guardianes de las Semillas parece que se han vuelto también guardianes de los microorganismos y nos usan en milpas que tienen más de 15 años en producción. En la región Puuc, en el sur de Yucatán, han establecido biofábricas para usarnos para la agroforestería y se colabora con el programa Sembrando Vida para su difusión.


-Pues si quieres mi opinión, ¡qué bueno! Ya veíamos que los suelos estaban bien degradados últimamente con la aplicación de abonos sintéticos, pesticidas y la deforestación por la ganadería. ¡Yo, puesta para que me usen, cultiven y rieguen en los campos! - afirmó la bacteria.


Integrantes de la REPSERAM en José María Morelos, Quintana Roo.


La lluvia cesa en este momento. Irene se acerca a la trampa de arroz. Se maravilla con los colores que encuentra: blanco, verde y amarillo. Con mucho cuidado, coloca el suelo en una bolsa y se dirige hacía la biofábrica que administra con su cooperativa para hacer el biopreparado.


-“Ya estás, compañera, remojados en melaza y listos para contribuir a la revolución agroecológica” - concluye el hongo antes de sumergirse para iniciar su multiplicación.


¿Quieren conocer más?


Descargue el cátalogo para elaborar agroinsumos orgánicos y mejorar el manejo de suelos y agua en el Puuc elaborado por Kaxil Kiuic A.C.



CONTACTO


Antrop. James Callaghan

kaxilkiuic@gmail.com


Descarga

Leer en issuu


292 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo